Declaracion de FÉ



Significado de los Principios Bautista para el Seminario Teológico Bautista (STB)

 

1. El Señorío de Jesucristo (Mt. 28:18; Fil. 2:9-11)

Es un principio básico para la vida de la Institución porque establece el fundamento de nuestro quehacer académico-administrativo y para la formación integral de los/as estudiantes (conocimiento, valores y actitudes), lo cual se expresa en nuestro humilde servicio al Señor con excelencia, responsabilidad y compromiso con la Obra y la construcción del Reino.


2. La Biblia, única regla de fe y conducta (2da Tim 3:16-7; 2da. Pe. 1:19-21)

La Biblia, como suprema revelación de la palabra de Dios para los seres humanos, es nuestra norma de fe y práctica; fundamenta y guía la formación y el conocimiento de hombres y mujeres llamados/as por Él para desarrollar los distintos ministerios mediante los dones que les han sido otorgados. Para el Seminario, esto se evidencia en la adquisición un conocimiento teórico-práctico crítico, sostenido en valores y verdades bíblicas como instrumento para interpretar la realidad desde la perspectiva de la fe y la comunión cristianas.


3. La Iglesia formada por creyentes convertidos/as y bautizados/as por inmersión en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (Mt. 28:18-20; Lc.3:7-14)

La comunidad educativa del STB (docentes, personal administrativo y estudiantes) está conformada por creyentes regenerados que laboran y aportan en la formación y fortalecimiento de los/as creyentes llamados a servir al Señor para la consolidación y engrandecimiento del Reino.


4. El Sacerdocio de todos/as los creyentes (1ra. Pe. 2:9-10; Gal. 3:26-28)

El STB, como comunidad educativa de creyentes regenerados en Cristo Jesús, ejerce e impulsa este principio mediante la integración y equidad de género en el ejercicio de un liderazgo cristiano –pastores, líderes y creyentes- sostenido en el amor del Padre, la fe en Jesucristo y la promoción de un desarrollo humano e integral en nuestra sociedad.


5. La Autonomía de la Iglesia local (Mt. 18:17; Hch. 15:24-28)

El STB, como ministerio de la Convención Bautista de Nicaragua (CBN), es una comunidad abierta a la interacción con otras iglesias y congregaciones de creyentes en Jesucristo, sobre la base del respeto a la diversidad (género, raza o credo), multiculturalidad e integración solidaria para el mejoramiento social y engrandecimiento del Reino de Dios.


6. La Libertad de Conciencia (Ro. 14:15-17; 1ra. Co. 8:1-13)

La comunidad educativa del STB desarrolla su labor consciente de la diversidad de dones y ministerios con que el Señor ha dotado a su Iglesia; siendo todos y cada uno de ellos importantes para la construcción del Reino. Esto exige que los/as líderes cristianos en formación establezcan una interacción sustentada en las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo y la promoción del crecimiento y desarrollo humano para todos, sin distinciones como resultado de la práctica del genuino amor cristiano.


7. La Separación de la Iglesia y el Estado (Mt. 22:17-21, Mc. 12:17; Hch. 5:29; Ro. 13:17)

El STB, ministerio de la Convención Bautista de Nicaragua (CBN), labora en la formación de líderes eclesiales cristianos de todo el país, y asume esta visión a través del respeto y cumplimiento de la Constitución y leyes vigentes en el país, el cumplimiento de compromisos fiscales y financieros adquiridos según este marco legal y el fomento de los valores cívicos entre la comunidad educativa; todo ello sin detrimento de nuestra fe y práctica cristiana.


8. El Libre Examen de las Escrituras (Jn. 5:39; Hch. 17:10-12; Ro. 8:26-27)

Bajo la inspiración del Espíritu Santo y como principio fundamental de nuestro quehacer institucional, la comunidad educativa del STB promueve y desarrolla entre los/as creyentes el estudio de las Escrituras como base para el cumplimiento del proceso educativo, la generación de valores y actitudes cristianas, el conocimiento crítico de la realidad y la formación de un liderazgo de fe madura y comprometido en su quehacer pastoral con el desarrollo humano integral y la extensión del Reino de Dios en la tierra.